domingo, 20 de julio de 2014

Grabación de partidas y YouTube

En el campo de los videojuegos es muy habitual que los jugadores graben sus partidas y las suban a portales de retransmisión de vídeo como YouTube, Vimeo o Dailymotion. Hasta no hace mucho dichos vídeos podían tener publicidad y los ingresos de esa publicidad iban en parte al autor de los vídeos como pasa con AdSense. Sin embargo no hace mucho YouTube cambió su política con respecto a este tipo de vídeos. Los jugadores que suben sus partidas o comentarios de las mismas ya no percibirán ningún ingreso por la publicidad, los cuales irán a parar a manos de las empresas autoras de esos juegos.
Todo este tema saltó a la palestra con los «youtubers» más vistos, como PewDiePie, los cuales consiguen varios millones de dólares al año, a base de millones de visitas y millones de subscriptores. Viendo esas ganancias de unos pocos, las compañías de videojuegos instaron a YouTube a cambiar sus políticas de ingresos. Dicho y hecho. El portal de Google sabemos que no quiere problemas con nadie que se autoproclame valedor de derechos de autor como ya ocurre con el sistema de identificación de vídeo y audio Content ID, lo único que importa es que se suban contenidos y percibir ingresos de los anuncios insertados. Al menos Google después de varios años tuvo la gentileza de permitir eliminar el audio de los vídeos cuyo sonido supuestamente1 infrinja el copyright de alguien y permitir que el vídeo permanezca en abierto y percibiendo ingresos.

GTA IV con un mod de Flappy Birds que permite entre otras
cosas volar como en Flappy Birds.

Compañías como Activision, Bungie, Naughty Dog, Sega o SNK no permiten que se suban vídeos de sus títulos. Otras como Capcom, Codemasters, GungHo Online, Microsoft, Natsume, Nintendo, NIS America, Rockstar, TecmoKoei y TellTale Games lo permiten siempre que no se genere dinero con sus títulos.

Así pues, si subes gameplays no le des al botoncito de ingresos, el del símbolo del dólar.
¿Es realmente justo esto?, pienso que no. Los ingresos son estúpidamente bajos  y sólo los canales más visitados con millones de subscriptores logran obtener beneficios irrisorios en comparación con los ingresos que la compañía obtiene por la venta en el mismo. Sí, cuatro millones de dólares es poco. Es menos que cualquier campaña de publicidad a escala mundial.
Esos canales de partidas son publicidad gratuita y además requieren un tiempo y esfuerzo por parte del creador del vídeo. Si es muy bueno jugando y/o haciendo comentarios o guías para las zonas más difíciles de un juego, ¿porqué no puede obtener ciertos ingresos por sus habilidades si hay otra gente que disfruta de las mismas? Ofrece un servicio deseado por la comunidad y es recompensado económicamente por el mismo.

Sin embargo con este cambio en YouTube el dinero de los anuncios que pueda haber irán a parar a las compañías que crearon los videojuegos y el autor del vídeo no se llevará un duro. O incluso puede que te tumben el vídeo y de paso la cuenta entera como ya ocurre con el actual Content ID. Todo depende de lo visto que sea tu canal. Los canales pequeños lo tienen más complicado mientras que la monetización de los grandes va a parar a manos de las compañías poseedoras de derechos de creación (los derechos de lo que haga el jugador dentro del juego diría que queda éticamente claro de quién son), si no totalmente al menos gran parte.

Al final todo se reduce a lo mismo: si vuelas bajo radar no te ocurrirá nada pero a la que entres en zona peligrosa saldrás escaldado. La política del martillo.

1 Digo supuestamente porque hay algunos tipos de música que son de dominio público y luego te vienen avisos de 50 orquestas distintas reclamando derechos de autor, una tras otra. Lo normal es desistir en la impugnación de dichas reclamaciones de copyright, pese a tener razón en cuanto a que no infringes derechos o que el poseedor de derechos de interpretación no se puede discernir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario