lunes, 7 de julio de 2014

El proyecto LiMux concluye con éxito (migración de Munich a software libre)

LiMux es uno de los proyectos estrella emprendidos por una administración pública. Ha sido un foco de atención para todos aquellos que buscamos la implantación del software libre en el uso diario de las tecnologías de la información. Después de un proceso de migración que ha durado varios años, Munich ha terminado de migrar 14.000 ordenadores a GNU/Linux. Desde el 2009 hasta 2013 se ha migrado todo el software de Microsoft a sistemas libres, con Ubuntu como sistema operativo para las estaciones de trabajo.


Munich disponía de 22 departamentos y cada uno de ellos controlaba sus propios recursos de tecnologías de la información. Versiones del software del cliente, gestión de actualizaciones, directorios compartidos y políticas de permisos de los usuarios variaban entre los distintos departamentos.
La infraestructura de Munich empleaba principalmente tecnologías Microsoft lo cual incluía el uso de Microsoft Office con macros escritas en Visual Basic o aplicaciones que eran de uso exclusivo para Windows. A pesar de la inercia que suponía el uso de la actual infraestructura tras un análisis concienzudo de los efectos a corto y largo plazo Munich optó por una solución basada en software libre.

Este proyecto ha supuesto varios retos dado que a la complejidad de la migración se tenía que añadir el factor humano: había que asegurar que en medio de la migración no se cambiaría de opinión. El mismísimo Steve Ballmer voló a Munich para encontrarse personalmente con el alcalde de la ciudad. A la vista de los resultados no logró convencer a nadie de continuar utilizando la tecnología de Microsoft.

Para la migración se pensó en un principio en usar Debian, allá por el 2006. Sin embargo esta distribución no provee un calendario de soporte predecible ni tampoco una política para el soporte de nuevos proveedores de ordenadores. Así pues la decisión de usar Debian se cambió por la de usar Ubuntu.

A finales de 2012 ya se habían migrado 12.000 ordenadores, que ha fecha de hoy son 14.000, de un total de 16.000. El cambio de software privativo a software libre ha supuesto un ahorro de diez millones de euros, una cifra que incluye la contratación de compañías externas para implementar las soluciones libres así como las horas de personal interno para gestionar, formar y testear.
En agosto de 2013 se estimó que los costes del proyecto entero alcanzó los 23 millones de euros, comparado con una inversión de 34 millones de euros sólo para actualizar a Windows 7 y a las nuevas versiones de Microsoft Office.


Los resultados de Munich suponen una buena referencia de lo que se puede conseguir con el software libre y que cuando hay voluntad política, se pueden obtener buenos resultados a pesar de las dificultades que puedan surgir en la migración,  y puedo asegurar que en una de estas características no hay pocos problemas que resolver.

Nótese que aún quedan 2.000 ordenadores y algún que otro reducto seguramente no se haya migrado pero se habrá implementado alguna pasarela de compatibilidad.

Vía Nota de prensa de Canonical

2 comentarios:

  1. ¿Conoce el proyecto Andared de la Junta de Andalucia? Ya está de capa caída pero es la red más grande desarrollada con Software Libre. Mira la página Web Guadalinex.org que es la actual entrada al proyecto.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Conozco la existencia de varios trabajos realizados en Andalucía con el software libre así como los realizados en Extremadura.

      Una lástima que se hayan quedado en un intento sin intención real de implantarse, pese a haberse instalado en escuelas e institutos. La administración local y autonómica en muchos casos continuaba usando software privativo.

      Eliminar