Si tienes aprecio por tus recuerdos, usa formatos libres [de patentes]

A día de hoy hay mucha información y contenidos que se distribuyen en forma de vídeo, audio e imágenes estáticas. Todo ello debe poderse codificar de alguna manera. Para ello se han ideado algoritmos que permiten guardar toda esa información con la menor cantidad de bits posible. Sin embargo muchos de esos algoritmos están patentados en parte o en su totalidad y los propietarios de dichas patentes exigen el cobro de regalías (oyalties) por usarlos. Eso es un problema si quieres que tus archivos puedan ser reproducidos en cualquier sitio sin ningún tipo de impedimento.
Códecs como el AC3, DTS, AAC, H.264, HEVC (H.265), JPEG, MP3 ... todos son algoritmos patentados y los fabricantes de dispositivos compatibles con los mismos pagan unos euros por unidad vendida. Es por ello que la compatibilidad puede ser limitada como ocurre con el DTS, códec de audio que pocos reproductores implementan.

Por suerte hay alternativas libres de patentes como Vorbis y Opus. Vorbis sería el equivalente al AAC y HE-AAC, igualándolos o incluso superándolos lo que lo pone muy por encima del MP3. El típico MP3 de 128-160 Kbps se puede comprimir con Vorbis a 96-128 Kbps. Más de 160 Kbps con Vorbis es tontería.
Vorbis permite codificar hasta 256 canales por lo que es un sustituto idóneo para el pésimo AC3 de bitrate constante (con un 50% del bitrate de AC3 se puede codificar con Vorbis obteniendo igual o mejor calidad) o el DTS. Además en el caso de multicanal realiza solapamiento entre canales para ahorrar más bitrate.
De Opus decir que es un códec para tiempo real (VoIP) que también funciona bien para comprimir audio de forma normal.
Si hablamos de audio sin pérdidas tenemos el FLAC que también es multicanal y permite sustituir sin problemas al Dolby True HD y DTS-MA.

Estos códecs a día de hoy son implementados por todo dispositivo viviente dado que están libres de regalías. No se puede decir lo mismo de los Dolby (AC3, True HD) o DTS (MA).

Respecto al vídeo, hoy en día los más competentes son VP8 y VP9 pero todavía tienen poca compatibilidad debido a que llevan poco tiempo en el mercado, sólo los dispositivos del 2012 hacia acá contemplan el VP8 y el VP9 empezará a implementarse el año que viene. En ese sentido el H.264 sigue estando muy por encima, y a partir del año que viene veremos ya chips que implementan el H.265 (igual que con el VP9), códec de nueva generación pensado para resoluciones de 8K. También con regalías igual que el H.264.

Para imágenes con pocos gradientes podemos hablar del PNG, formato sin pérdidas. Si la imagen se asemeja más al contenido de una fotografía de algo real con una gran variedad de tonos y texturas no planas, entonces lo habitual es tirar de formatos con pérdidas como el JPEG, el cual no tiene sustitutos libres actualmente.

El logotipo de Xiph.org, la organización detrás de los códecs Theora, Vorbis y Opus, y de los contenedores OGG (.ogg, .oga, .ogv, .ogx, .spx, .opus)
Así pues, si queréis poder reproducir a largo plazo vuestros archivos en cualquier dispositivo recordad pasarlos a formatos libres de patentes. El soporte de los reproductores está ahí (y en el caso de los dispositivos con Android el soporte a Vorbis es obligatorio ya que Android usa Vorbis). Muchas empresas los usan por sus ventajas legales y también técnicas. Quizá os suenen los archivos .ogv empleados en muchos programas interactivos con vídeos y demás. Y si descargáis alta definición por Internet seguro que muchas veces viene en .mkv. Si usáis contenedores libres no cuesta nada usar también codificadores libres siempre que se pueda.
En mi caso he pasado el audio de algunos vídeos a Vorbis 5.1 a 320 Kbps y no he sido capaz de apreciar diferencias. Quizá por paz mental podría usar 384 Kbps. Vorbis es siempre VBR (de bitrate variable) por lo que puede llegar a usar hasta el doble de bitrate en las situaciones que sea necesario y a ese bitrate le saca más partido que otros códecs.

Si por lo que sea disponéis de reproductores que sólo aceptan formatos privativos, recordad comprar reproductores que acepten formatos libres cuando vayáis a renovarlos. Buscad por Vorbis, VP8 y VP9. El resto de codecs propietarios a día de hoy se puede dar por sentado que los soportan. En mi caso reproduzco los contenidos desde un Galaxy S2 y una Note 10.1 2014 sin ningún problema, como también lo hago desde distribuciones GNU Linux.
Los códecs privativos no son algo en lo que uno pueda confiar ya que el soporte de los mismos no está garantizado. Cuando se hayan acumulado demasiados códecs a soportar los fabricantes de hardware desecharán los menos usados o antiguos ya que el coste económico de incluirlos no compensará. Lo mismo se puede decir de los programas que permiten manejar esos códecs. Entonces deberás usar más software privativo que te permita recodificar toda tu biblioteca para poder seguir usándola.

Con los códecs libres puede que queden también desplazados por sus sustitutos pero al menos sabes que los fabricantes de chips y de software no se van a ver muy presionados para ello más aún cuando mucha funcionalidad entre códecs puede ser reutilizada sin problemas. Además la reproducción por software a largo plazo podrá ser factible para todo códec según la evolución en potencia de los procesadores por lo que una implementación software será posible en el futuro para cualquier códec libre de patentes y con implementaciones libres antiguo o nuevo por lo que no hay motivo para temer la imposibilidad de reproducir tus contenidos en el futuro.

En cuanto al software para tratar con los códecs libres, a día de hoy lo hay a patadas: mkvmerge (forma parte del paquete mkvtoolnix), Handbrake, audacity, Amarok, Clementine, ffmpeg, avconv, soundconverter (y con la K también) o avidemux, entre otros. Todos estos programas están en los repositorios de la mayoría de distribuciones. También suelen tener paquetes precompilados de las últimas versiones o repositorios propios (ya sea un PPA en Launchpad o un repo hospedado en cualquier otro sitio).

DISPOSITIVOS APPLE

Tal y como reza el titular, si apreciáis vuestros recuerdos, no podéis usar dispositivos Apple si deseáis soporte por hardware. Los iPod, iPhone y iPad NO soportan códecs libres ni los soportarán nunca, no al menos en el plazo de la próxima década. Vorbis no está admitido ni tampoco VP8 (que muchos dispositivos Android ya soportan) ni VP9.
Apple tiene un especial interés en evitar que los códecs libres de patentes triunfen ya que Apple es una de las principales poseedoras de patentes (ya sean compradas o que ellos mismos hayan registrado) de formatos como el MP4 o códecs como el H.264, QuickTime, AAC, etcétera. Apple sólo añadirá soporte a sus dispositivos si se ve forzada a hacerlo. Una lástima, no les cuesta nada y su hardware internamente ya lo soporta: los chips que usa llevan el soporte ya integrado y por eso los primeros iPod con un firmware especial (Rockbox, iPod 1g - 5.5g) pueden reproducir dichos códecs.
 La única manera de reproducir actualmente códecs libres en cacharros de Apple es mediante software lo cual mermará vuestra batería más rápido de lo normal.

Comentarios