sábado, 18 de mayo de 2013

La incongruencia de los fabricantes de sistemas multimedia para automóviles

He de decir que el mundo del automóvil es un ámbito de mi interés, y como tal a veces consulto información acerca de nuevos modelos, el avance de los vehículos eléctricos, etc. También me interesa el tema de la evolución de los sistemas de ayudas al conductor y de información y entretenimiento (infotainment). En ese sentido a día de hoy los coches incluyen multitud de cosas: bluetooth, navegadores, reconocimiento de voz, ayudas al aparcamiento, pantallas táctiles, etc.
Sin embargo, hay algo que no deja de sorprenderme. Y es que con el avance actual de los teléfonos inteligentes todavía no se ha implementado la debida conectividad con los teléfonos. Aplicaciones para Android, iOS o Windows Phone desde las que poder consultar consumos, remanente de combustible, geolocalización del coche (si lleva GPS claro), kilómetros, revisiones, información variopinta de la centralita, etc. Además, hoy día con los módems USB y una SIM de cualquier OMV se puede tener el coche permanentemente conectado a Internet y así poder acceder a dicha información remotamente. Los ladrones lo pasarían un poco mal, incluso con inhibidores de frecuencia.


En el caso de que el fabricante haya hecho algo al respecto, el sistema móvil elegido se limita a iOS, una decisión bastante equivocada, ya que incluso en fabricantes que no venden vehículos "premium" se observa dicha tendencia, algo que no tiene sentido:
Android tiene la mayoría de mercado, simplemente hay muchísimos más teléfonos Android que iOS.

Da que pensar hasta dónde llega el marketing de la empresa de la manzana y el hecho de que convenza a fabricantes de otros productos para desarrollar complementos que sólo funcionen con su sistema por el simple hecho de poder decir "funciona con el iPhone o iPod", ignorando a la aplastante mayoría de usuarios de teléfonos inteligentes: también hay Android de alta gama que está vendiendo un porrón (sin ir más lejos el Samsung Galaxy S4 se aproxima a los 10 millones de unidades vendidas en 3 semanas).

Mientras tanto, la radio CD de tu coche tiene toma Bluetooth, AUX IN, USB y iPod, que además permite control remoto mediante iPod pero no con otros teléfonos o reproductores (como si el estándar Bluetooth fuera exclusivo de Apple).

Lo irónico del asunto es que para implementar estos sistemas de infotainment se utilizan sistemas GNU/Linux como MeeGo, Tizen o alguna otra distribución personalizada, e incluso alcanzan acuerdos con fabricantes como NVIDIA para utilizar sus chips con los sistemas empotrados que desarrollan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario