miércoles, 20 de junio de 2012

La burbuja de la telefonía móvil

La CMT ha publicado la nota mensual de abril de 2012.
Un total de ~400.000 líneas menos. Desde febrero ya van 650.000 líneas desconectadas, dadas de baja, perdidas. Los principales perjudicados Movistar y Vodafone. El prepago se ha llevado la mayor parte del varapalo con ~300.000 líneas de las 400.000 perdidas.
Además el número de portabilidades se ha visto reducido a 340.000 cambios de operador, niveles de mayo de 2009 (hace tres años).

La burbuja móvil, como la inmobiliaria, está explotando. Eso de tener el móvil de última generación, el más troncho con una tarifa de cien billetes al mes se ha acabado. La locura de las contraofertas, contraportabilidades, amagos, todo ese tejemaneje insostenible está desapareciendo.

Normal. No es normal que cada 18 meses estés tratando de conseguir un terminal valorado en 500 euros. Los iPhones, los Galaxys, los Lumias, etc. No es sano para tu bolsillo ni tampoco para el del operador que no sé ni como ha seguido manteniendo este pozo sin fondo, esta euforia consumista generadora de toneladas de basura electrónica que termina en países del tercer mundo salvo honrados casos en los que se moleste uno en llevar el aparato al sitio de reciclaje oportuno.



100 euros por el móvil más una tarifa de 40 euros mensuales durante 18 ó 24 meses. Eso era algo a todas luces insostenible. Y claramente se ve ahora, con líneas dándose de baja y gente que no desea portar a otro operador para conseguir el terminal de turno.

Es muy probable que el que los operadores hayan dejado de subvencionar móviles haya influido en la disminución de portabilidades, de lo cual me alegro. Es preferible que se dediquen a ofrecer financiaciones al 0%, recompren móviles y rebajen tarifas.

El que hayan muchas líneas prepago perdidas no es debido más que al hecho de que la gente no tiene dinero.

La orgía móvil era algo muy particular de España. Esa España de la pantalla de 80 pulgadas, el Home Cinema, el coche y el viaje de vacaciones metidos en la hipoteca.

Y ahora, ¿qué? Pues nada. Las cosas que no tienden a convertirse en burbuja dado que no hay producto sube-egos ultra deseado asociado, siguen su camino de mejora inexorablemente (mola mucho más enseñar tu súper móvil de pantalla frágil que fardar de un canuto de 1 Gbps -¡¡¿¿un giga lo quéééé??!!).

Orange el otro día anunció que este mismo año comenzará el despliegue a nivel nacional de su FTTH (Fiber To The Home) que ya lleva un par de años en pruebas en determinadas zonas de Madrid, provincia de Barcelona y Asturias. Ofertas que actualmente son de 100 megas simétricos de fibra auténtica (al contrario de Ono que vende coaxial, en esencia cobre, pero el marketing quiere convencernos de que es fibra óptica hasta tu casa) con TV incluida.

Movistar sigue con el despliegue de su fibra de 50 megas de bajada y 5 de subida. O 100 megas de bajada y 10 de subida si además contratas móvil con ellos (y si no, con un coste mayor). Actualmente el FTTH es lo único que salva a Movistar de perder clientes de banda ancha, ya que en ADSL los alternativos llevan ya cerca de un año robándole clientes a Movistar, dejándola con saldos negativos de clientes.

Por último tenemos a Ono con su coaxial hasta el hogar (HFC, Híbrido Fibra Coaxial) que hace no mucho anunció que empezaría  ofrecer sus 200 megas absolutamente asimétricos (15 megas de subida) en todo el territorio nacional. Sólo espero que vayan pensando y planificando cómo hacer reconversión a FTTH, que soluciones tecnológicas haberlas haylas.

En definitiva, las conexiones de banda ancha fija parece que están avanzando hacia un futuro próspero, en el que los servicios en la nube cada vez tienen más protagonismo: Xbox Live, contenido descargable gratuito o de pago, sistemas de almacenamiento como Dropbox (regístrate si quieres como referido mío, aviso de que a mí me llega notificación con tu dirección de correo electrónico, que es lo que se usa como usuario, una vez te has registrado y descargado el programa), Google Drive, Ubuntu One, Microsoft Skydrive y otros muchos, ofimática en línea como Google Docs, Office Live que está integrado en Microsoft Skydrive como Google Docs lo está en Google Drive, herramientas colaborativas entre las que se incluyen las de ofimática en línea y también otras como Google Wave aunque éste ya esté extinto, servicios de streaming de vídeo como YouTube o Vimeo en los que los usuarios también son productores de contenido y no sólo meros consumidores apáticos como en la TV, herramientas básicas de edición fotográfica o incluso de vídeo, plataformas de distribución digital de contenidos como Netflix, Hulu, Steam, Origin, Xbox Live, PlayStation Network, zarandajas de Movistar de cuyo nombre no quiero acordarme (MStore PC, Terabox, ...), servicios IPTV de las propias operadoras de telecomunicaciones (Imagenio, Orange TV, Jazzbox ...) y mucho más. Nunca está de más recordar que la nube no es en absoluto un sustituto de lo que tengan ustedes en su casa, sino más bien un complemento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada